lunes, septiembre 13, 2010

(79) Un garito...

"Esa última cerveza fue la que hizo que, a su llegada a la Argentina desde su Hungría natal, el joven Zoltan Farkas pasara a llamarse Holvan Amosdó."




(Ayudita: Hol-van-a-mosdó)

8 comentarios:

Markelo dijo...

Otra ayudita!!!

captaire dijo...

Cada día estoy peor... ni con ayuditas!!

Heguido dijo...

¿No tienen google? ;-)

Cuando los inmigrantes llegaban a la Argentina a fines del siglo XIX, los empleados de inmigraciones les preguntaban sus nombres y luego en los documentos escribían más o menos lo que escuchaban, y dado que muchas veces los que llegaban no sabían leer ni escribir les quedaban los nombres cambiados... En el mejor de los casos solamente quedaban "españolizados" (Abdul -> Abel), pero en otros casos pasaban cosas como la que al parecer le pasó al pobre Zoltan.

Markelo dijo...

ah... así usando google, cualquiera :-)

Y en holandés, Holv es hueco o agujero... más gracioso todavía :-)

Rocío dijo...

:)

Zippo dijo...

Nuentendí. ¿Me perdí la remera?

Heguido dijo...

Baja el inmigrante húngaro del barco con su gorra de lana y su atado de ropa...
Oficial de inmigraciones: "¿Nombre?"
Zoltan: "¿Hol van a mosdó?"


http://en.wikibooks.org/wiki/Hungarian/Common_phrases

Sebastopol dijo...

nem értem!!!!

"Ein? -... pasó un boeing 747 por encima de mi cabeza.. allá, muuuy alto"
Eso iba a escribir, pero llegué cuando ya se había resuelto el crimen.

Ahora que está todo claro: muy bueno!!! Ay! estos húngaros!..