lunes, mayo 29, 2006

Introducción de El Paraíso Soñado

El talentoso compositor Johann Friedrich Hortícola fue uno de los grandes descubimientos de Johann Sebastian Mastropiero. No sólo fue su alumno más destacado, sino también su yerno, y durante un período de su vida incluso ofició de copista del afamado Maestro.
Sin embargo el descubrimiento de Hortícola por parte de Mastropiero no fue cuestión de un momento, sino más bien se trató del resultado de una sucesión de descubrimientos...El primero de estos descubrimientos se produjo cuando Mastropiero paseaba por la campiña Alsaciana, y oyó a un pequeño pastorcillo que extraía los más dulces sonidos de un pan flauta... digo, de una flauta de pan. Decidido a cultivar el talento innato de ese niño Mastropiero lo llevó a vivir a su propio hogar, en donde el niño creció rodeado del armonioso sonido de los instrumentos del Maestro, las mágica influencia de las partituras del Maestro, y el tierno afecto de la familia del Maestro.
Luego de unos años se produjo el segundo descubrimiento de Mastropiero, por culpa del cual Johann Friedrich pasó a ser su yerno.Pero Johann Friedrich estaba deseoso de mostrar su valía a su antiguo benefactor y actual suegro, por lo que se empeñó en su tarea de copista de Mastropiero.
Día tras día, semana tras semana, incansablemente, Hortícola se esmeraba hasta bien entrada la madrugada haciendo copias y más copias de las partituras de Mastropiero....Esta ardua y penosa tarea se prolongó por varios años, hasta que en una fatídica madrugada Mastropiero volvió más temprano que de costumbre de sus reuniones etílicas... y se produjo el tercer descubrimiento.
Leemos en el diario de Mastropiero:"Mi propio yerno me estaba plagiando... eso por fin explicaba las extrañas similitudes entre su "Sinfonía Inconclusa", recientemente estrenada, y la que yo todavía estaba componiendo.Pero lo que más me molestó es que no sólo plagiaba mis obras, sino a mí mismo. Como plagiador, era un plagio de mí. Era un meta-plagiador... meta y meta plagiarme."Leemos en el diario de Hortícola:"La pucha, me descubrió el viejo."
Hortícola tuvo que huir de la casa de Mastropiero, y se mantuvo escondido un tiempo hasta que se apaciguase su ira, por haber sido descubierto.
Sin embargo, dicho exilio fue sumamente provechoso para el joven, ya que antes de huir logró sustraer de sobre el piano de Mastropiero las partituras de su última obra "El Sueño Paradisíaco".
Escucharemos a continuación "El Paraíso Soñado" de Johann Friedrich Hortícola.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hmm I love the idea behind this website, very unique.
»

Anónimo dijo...

Great site loved it alot, will come back and visit again.
»

Anónimo dijo...

Very pretty site! Keep working. thnx!
»

Anónimo dijo...

I find some information here.