lunes, septiembre 24, 2007

Digna, pero derrota al fin...

He aquí la otra obra perdedora...
 

 

La Marcha Olímpica

Olímpicamente compuesta

por

"¿Cómo que quién?"

 

Texto introductorio

 

Uno de los encargos más desafiantes que tuvo Johann Sebastian Mastropiero fue el de componer una marcha para el desfile de bienvenida de la delegación olímpica de un pequeño país latinoamericano. Luego de una breve charla, el caballero que le realizó el encargo por parte del Comité Olímpico, le confesó que las celebraciones organizadas por el gobierno tenían por objeto revertir la imagen negativa que la delegación nacional había dejado en las olimpíadas anteriores.

 

El caballero le dijo:

 

"En las últimas olimpíadas, por ejemplo, se nos criticó ferozmente el hecho de que en la delegación nacional viajaran 42 entrenadores, 67 asistentes, 23 utileros, 34 familiares, 28 amigos, y 58 funcionarios. Eso fue un verdadero escándalo. Por esta razón para estas olimpíadas hemos realizado algunos cambios en la organización. Esta vez viajaron algunos deportistas."

 

Mastropiero, aceptado el encargo y recibido el pago anticipado convenido, se puso inmediatamente a trabajar… en otras obras. Sin embargo, vencido ya el plazo de la entrega del trabajo, y ante la presión del Comité, Johann Sebastian hizo lo que solía hacer en esos casos. Rápidamente garabateó un nuevo título a unas viejas partituras que había escrito tiempo atrás… otro compositor, y las entregó al ansioso caballero.

 

            La marcha fue unánimemente aclamada, no obstante, el título que Mastropiero le había puesto a la obra fue categóricamente rechazado, ya que no sólo era un innegable plagio del título de otra famosa marcha, sino que además contenía una evidente publicidad encubierta.

 

El título que Mastropiero había elegido era: "Marcha Triunfal de Aída, la marca de las tres tiras".

 

Finalmente, ante la evidencia, Mastropiero tuvo que renunciar a sus convicciones artísticas, a su postura, y a su comisión, y tituló su obra con el sencillo nombre de "La Marcha Olímpica".

 

Veremos a continuación, de Johann Sebastian Mastropiero, "La Marcha Olímpica".

 


Obra

 

(Entran los músicos caminando graciosamente como los que hacen "marcha olímpica". Se sientan, y toman sus instrumentos. Comienza la música de marcha, consistente en un motivo principal que se conserva hasta el final, con las variaciones que se indicarán)

 

Relator:

Ya se acercan nuestros campeones… ¡Fuertes sus brazos…! ¡Potentes sus piernas… ¡Vigo… "Vigororsos" sus torsos…! (se queda pensando) ¡Bien hechos sus pechos…! je je… ¡Robustos sus bustos…! ¡Hercúleos su…

 

Todos:

¡Eh!

 

Relator:

…sus físicos!

 

Coro:

Ya se ven llegar nuestros campeones

Con sus físicos tan bien cultivados

Han corrido, han nadado, han saltado

Y por eso se los ve medio cansados.

 

En los juegos nos han representado

Demostrando su formación completa

Tienen almas de atleta, tienen mentes de atleta

Y también todos tienen pie de atleta.

 

Relator:

¡Y ya vemos llegar a nuestros muchachos!

En un mundo cada vez más violento, donde cualquier medio se considera válido para lograr el triunfo, nuestros deportistas han sido ejemplos personificados del fair-play.

Verdaderos caballeros, han sido incapaces de devolver agresión por agresión.

Ante el insulto han conservado la calma. Ante la violencia han mantenido el estoicismo. Ante los maltratos han mostrado indiferencia. Y ante la cuenta de 10 se han quedado en la lona.

Llega aquí el equipo nacional de boxeo.

 

Relator:

Y aquí vienen… del equipo de atletismo de pista, los corredores de los 100 metros llanos.

Siempre en sus marcas, siempre listos, ya se acercan…

 

(la música se acelera rememorando "El vuelo del moscardón", mientras todos miran rápidamente de izquierda a derecha)

 

Relator:

…ya se alejan…

 

Relator:

Ahora vemos llegando a los integrantes del equipo se tenis de mesa.

 

(la música hace una especie de "tictoc-tictoc", a semejanza del sonido de un partido de ping-pong. Quizás se puede hacer en cierta parte un "tictoc…toc…toc…toc…" hasta que uno de los músicos se para y hace como que va a buscar la pelotita, luego retoma el tema anterior)

 

Relator:

Por la tranquilidad, parsimonia, y discreción con que han disputado cada uno de sus partidos, nuestros jugadores han sido denominados "el mejor equipo de tenis de sobremesa".

En un simpático gesto los jugadores arrojan pelotitas de ping-pong al público que alegre aclama sus nombres.

 

(de repente todos miran hacia arriba, acompañados por una nota que sube)

 

Relator:

Vemos ahora acercarse a nuestros colosos del seleccionado nacional de básquet.

Es de destacar que para conformar esta selección se ha convocado a los mejores jugadores de nuestro país, quienes hoy se destacan en las más importantes ligas del mundo. Y todos ellos, sin excepción, respondieron a la convocatoria… rechazándola.

Es por eso que se realizó una nueva convocatoria, lo que les ha valido a nuestros muchachos el simpático mote de "Segunda Selección".

 

Relator:

Ya pasa ante el palco oficial nuestro representante de salto en alto, José Espíndola.

José podría haber conseguido alguna medalla si no hubiera sido por la gravedad de sus problemas con la ley... digo, por sus problemas con la ley de gravedad.

 

Relator:

Y aquí vemos al equipo nacional de vóley, quienes siguiendo la tradición de otros equipos que adoptaran nombres tales como "las panteras", "los tigres", y "las águilas", han adoptado el nombre con el que hoy son mundialmente conocidos: "los piojos resucitados".

En un simpático gesto los jugadores arrojan pelotas de vóley al entusiasta público que vitorea sus nombres.

 

Relator:

Ya se acercan desfilando los jugadores de nuestra escuadra de handball, equipo que por su desempeño en estas olimpíadas han sido denominados "el equipo revelación"…

 

(se detiene la música de golpe y los músicos se cruzan de brazos)

 

Relator:

…porque se rebelaron y no quisieron jugar ningún partido.

 

Relator:

Los saltos ornamentales tienen una enraizada tradición deportiva en nuestro país. Sus primitivos inicios se dieron en la década del '20, cuando fueron importados de Europa los primeros trampolines. Inmediatamente muchos entusiastas deportistas comenzaron la práctica de esta disciplina.

 

(la música pasa a tener varias escalas descendentes)

 

Relator:

Sin embargo el deporte no tuvo verdadero éxito hasta mediados de los '40, en que se importaron al país las primeras piletas.

 

Relator:

Ya se acerca nuestro equipo nacional de rugby. Aunque el rugby ha dejado de ser disciplina olímpica desde hace ya muchos años, nuestros muchachos persistentemente siguen viajando olimpíada tras olimpíada. Viajan porque aman el deporte, viajan porque creen en el deporte, y viajan porque nadie tuvo el valor de avisarles.

Como reconocimiento a su perseverancia el señor subsecretario de deportes de la nación les hará entrega de la "guinda de plata", un trofeo en forma de pelota de rugby, con el cual año tras año se apacigua a los muchachos.

Los jugadores, que ya han divisado el premio, se acercan a recibirlo… corriendo…

 

(la música se torna confusa y atropellada, mientras todos miran con horror la escena)

 

Relator:

En un simpático gesto los jugadores arrojan al subsecretario de deportes al público que grita sus nombres.

 

Relator:

Ahora sí, el deporte que es pasión de multitudes… bádminton. ¡Ah, no, fútbol! Nuestra selección de fútbol fue llamada por el periodismo especializado "la gran promesa deportiva del país" y también, "el equipo invencible", incluso algunos llegaron a sugerir que se les dieran las medallas por anticipado, para ir ganado tiempo… ¡Y aquí están ellos!

 

(La música se transforma en una música fúnebre)

 

Relator:

Nuestros deportistas siempre se han guiado por el lema "plus ultra".

 

Músico 1:

¿Plus qué?

 

Relator: (al Músico1)

"Plus ultra" es latín,,, quiere decir "más allá".

(Retomando el relato) Incluso muchos analistas deportivos han dicho que nuestros atletas parecen venidos directamente del "más allá".

Pero a ellos las críticas nunca los han desanimado, y siempre consiguen más… nuestros corredores siempre logran mayores tiempos, nuestros saltadores saltan cada vez más… y más bajo,   y nuestros futbolistas siempre sufren derrotas más humillantes.

 

(le alcanzan dos papelitos al relator)

 

Relator:

Nos avisan que nuestro campeón de Salto con Garrocha, Gastón Rocha, no ha podido venir.

Gastón ha sido quizás el deportista de nuestro país que ha causado una mayor impresión en Beijing.

A pesar de no poder contar con su presencia, veremos ahora una filmación de su desempeño durante los juegos.  

 

(la música emula a una persona corriendo, y luego una escala que sube y vuelve a bajar sin completarse, como si el deportista no hubiera podido llegar hasta el punto más alto. Se repite. Finalmente la parte en que la persona corre se extiende por mucho más tiempo, la escala ascendente sigue ascendiendo y queda inconclusa)

 

Relator:

Gastón ha dejado una impresión imborrable. (haciendo el gesto de refregar el piso) Aún hoy no logran borrarla.

Lamentamos no poder contar con su presencia, y le deseamos una pronta recuperación.

 

Relator:

También recibimos desde Beijing un mensaje de "Valentín, la liebre, Tardetti" nuestro corredor de maratón, quien lamenta no poder encontrarse en este recibimiento.

Hace llegar sus saludos a todos, y dice que ni bien termine la carrera se viene para acá. Que se apure, jaja.

 

(la música se torna en un vals. Los músicos imitan a las nadadoras de nado sincronizado, alzando todos la mano a la vez, etc…)

 

Relator:

Los equipos de nado sincronizado, como bien saben, están integrados exclusivamente por mujeres, genéticamente hablando.

Es quizás por este carácter "femenino" de esta disciplina, que nuestras muchachas han llegado a ser conocidas como "el equipo de las nada sincronizadas".

 

(el relator se queda mirando el papel con un gesto de perplejidad… finalmente comienza a hablar)

 

Relator:

Eh… la halterofilia es una terrible enfermedad, que año tras año cobra cientos de vícti…

 

(los músicos le hacen gestos indicándole que es levantamiento de pesas)

 

Relator:

¡Ah, levantamiento de pesas! (hablando para sí) ¡"Halterofilia", ponen!

Aquí viene nuestro campeón, el fornido Iñaki Olazábal, y detrás de él vemos, agitando sus brazos, a su entrenador.

Iñaki ha tenido un rendimiento muy bueno como levantador de pesas en la modalidad "dos tiempos", pero en la que se ha hecho realmente famoso fue en la modalidad "arrancada"… de brazos.

En un simpático gesto el entrenador deja de agitar sus brazos y los arroja a la multitud exultante.

 

Relator:

Ya vemos desfilar a nuestros muchachos del equipo de waterpolo quienes lamentablemente no pudieron pasar de la primera ronda del torneo, ya que en su primer partido se les ahogaron los caballos.

 

Relator:

Y aquí llegan los tristones… "tritones", nuestro equipo de natación, que ha logrado un desempeño sobresaliente, ya que en un gesto de colaboración deportiva que haría emocionar al mismísimo Barón de Cubertain, recibieron en cada carrera la invaluable ayuda del equipo nacional de tiro con arco.

 

(la música se torna oriental)

 

Relator:

Y ya se acerca nuestra campeona nacional de Judo, que si bien en estas olimpíadas no ha podido obtener ninguna medalla, sí fue distinguida con varias cucardas.

Detrás de ella vienen su entrenador llevando sus trofeos, su asistente llevando sus diplomas, y su marido llevando sus valijas.

 

Relator:

Mientras esperamos a los próximos atletas, queremos agradecer a nuestro gobierno por la organización de este magnífico desfile, en el que se celebran nuestros mayores logros en el campo deportivo, los que se suman a nuestros logros en el campo científico, en el campo de las artes, y en el campo de batalla.

 

Relator:

Y siguiendo con el atletismo, ya vemos pasar por debajo del glorioso Arco del Empate, a nuestro moderno discóbolo, el "Pichi Fernández".

Aunque la disciplina de lanzamiento de disco nunca fue demasiado popular en nuestro país, Pichi ha llegado a hacerse muy conocido por sus lanzamientos, especialmente desde el lanzamiento de su último disco: "Amor de atletas"

 

Pichi:

Juntitos fuimos al cine.

Luego, a pasear al shopping.

Y no fuimos a tomar nada

por temor al antidoping.

 

Relator:

Y aquí se acerca el seleccionado nacional de tiro.

Estos deportistas con porfía, práctica, y puntería, han conseguido traer una medalla de oro al país…

 

(la música recuerda a la de "El Padrino")

 

Relator:

…la que obtuvieron en un callejón oscuro tres días después de terminada la competencia.

 

Relator:

En una suerte de reparación histórica, por primera vez se incluyó al "deporte ciencia" en una competencia olímpica. Estamos hablando, ni más ni menos que del… eh… ¡ajedrez!

Decíamos que en estas olimpíadas debutó el ajedrez como deporte de exhibición, y dado que nuestro país tiene una larga tradición de exhibicionistas, no podía faltar una delegación de nuestros compatriotas, quienes viajaron auspiciados por la Sociedad Rural.

 

(la música se vuelve folclórica)

 

Relator:

Y ya están aquí nuestros muchachos: Víctor… Timoshenko…

 

(la música se vuelve bruscamente rusa)

 

Relator:

…Aleksei Malinovsky, y Anatoli Georgievich.

El presidente de la Sociedad Rural, Don Juan Laurencio Jaureguiberriechea Moore, nos explicará las razones que motivaron el auspicio a nuestro equipo de ajedrez.

 

Don Juan etc… etc…:

Los miembros de la Sociedad Rural siempre hemos creído en el Ajedrez… Porque siempre dijimos que el ajedrez es más que un juego…. Porque siempre afirmamos que el ajedrez es una filosofía de vida… Y porque siempre creímos que un caballo es más valioso que un peón.

 

Relator:

No podía faltar en esta fiesta el deporte de los reye s.

 

(la música recuerda a la overtura de "Guillermo Tell", mientras los músicos imitan a jinetes)

 

Relator:

¡El remo! (todos lo miran al relator, que explica)

No, el "deporte de los Reyes", de los hermanos Sofanor y Eleuterio Reyes. (la música se vuelve un chamamé) Famosos remeros a quienes tantas veces hemos visto en el río… remontando y bajando el Paraná… entrenando… practicando… contrabandeando…

 

Relator:

Y ya viene nuestro representante de lanzamiento de jabalina… (la música se convierte en lúgubre, simbolizando el resentimiento) el controvertido Roberto Maltempi.

Roberto ha sido un deportista que siempre ha tenido que luchar contra la falta total de apoyo de parte de las autoridades, la crítica constante de los medios, y la encarnizada burla popular…

En un simpático gesto Roberto arroja jabalinas al público que enardecido grita el nombre de su madre.

 

Relator:

El atletismo ha sido siempre un deporte de individualidades, sin embargo, el equipo atlético de relevos ha logrado…

 

Músico 1:

¿De qué?

 

Músico 2:

De relevos, esa carrera en que los corredores se van pasando el testigo…

 

Músico 1:

¿El testigo?

 

Músico 2:

El testigo es una barra metálica de unos 30 centímetros que los corredores se van pasando unos a otros durante la carrera. (hace el gesto)

 

Músico 1:

¡Ah!

 

(comienzan a tocar la música a la vez que hacen el gesto de pasarse uno a otro un testigo imaginario)

 

Relator:

Decía que el equipo de relevos estuvo cerca del triunfo, ya que iban a la delantera hasta que se produjo ese lamentable accidente…

 

(justo en este momento el anteúltimo músico hace el gesto de pasarle el testigo al último músico, que está distraído. Todos se miran horrorizados pensando en "el accidente", y finalmente miran al relator)

 

Relator:

¡¡No!! ¡Se les cayó el testigo!

 

(todos respiran aliviados)

 

Relator:

Y ahora, frente al anuncio de que se incorporarán a partir de los próximos juegos olímpicos dos nuevas disciplinas, a saber, "zapping artístico" y "karaoke", damos paso a los integrantes del seleccionado nacional de karaoke, quienes finalizando este acto, darán la bienvenida, en nombre de todos nosotros, a nuestros queridos deportistas:

 

Coro:

Un atleta el ejemplo debe dar

Aunque el destino le sea adverso

Lo importante no es siempre ganar

Lo que más importa es el esfuerzo

 

A nosotros, pues, no nos molesta

Que la gloria no hayan alcanzado

Ni sus actuaciones tan funestas…

¡¡Pero al menos se hubieran esforzado!!

 

Telón

(Y con suerte…)

Aplausos

 




3 comentarios:

Mary Simmons dijo...

Muy ingenioso y elaborado! Solo me hubiera gustado escuchar la música.
Te felicito, pues aún que no hayas ganado, tienes mano para esto :)

Cablin *:o) dijo...

Muy buenas che!!!!!
Ya vas a ganar!!!!
Al menos ganaste que me ría un rato... eso vale, no?

saludos...

jurrabi dijo...

Grande hermani!

Perfectamente podía visualizar a los maestros interpretándola.

Una cosa sí diré... No sería la mejor, pero tampoco la peor de las que ellos mismos han diseñado...

Enhorabuena.