sábado, enero 24, 2009

Tangos Sosos - Escena 6

(Luces. Juan Carlos a la derecha, y Roberto a la izquierda. En la pared del fondo aparecen cinco líneas verticales paralelas)

Juan Carlos: Fijate que acá, en Francia, se aprecia mucho el tango.

Roberto: Sí, tanto se lo aprecia que no nos dejan cantarlo.

Juan Carlos: Lo que pasa es que Francia ha sido siempre el país elegido por los exiliados del Río de la Plata. Fijate vos, hasta el mismísimo Padre de la Patria vino a terminar sus días aquí.

Roberto: Sí, pobre don José, el típico caso argentino… allá era un Prócer, pero acá terminó laburando en una ferretería.

Juan Carlos: ¿En una ferretería?

Roberto: "Bulones Surmer"… Otro que estuvo exiliado acá fue el gran escritor Jorge Luis Borges… se vino a Francia adonde crepó, según dicen, ahogando sus penas en el alcohol.

Juan Carlos: ¿Borges? ¿Si Borges murió en Suiza, en la ciudad de Ginebra?

Roberto: ¿Ah, Ginebra es una ciudad?

Juan Carlos: Bueno, pero el más famoso de los exiliados en Francia fue el gran Carlitos…

Roberto: Carlitos… qué gracioso era… con su bigotito… y el bastón…

Juan Carlos: ¿Pero de qué Carlitos pensás que estoy hablando?

Roberto: ¿Chaplín?

Juan Carlos: ¡No, Roberto, Carlitos, el irrefutable paradigma del sentir rioplatense!

Roberto: ¿Monzón?... ¿Reutemann?... (para sí) Roberto Carlos no puede ser porque es brasilero... (en voz alta) ¿Carlitos Scaziotta?...(haciendo el gesto) ¡salta violeta!... ¿Bilardo?... (asustado) ¡¡Noooo!! (hace cuernitos

Juan Carlos: No gilún ¡Gardel!

Roberto: ¡Ah, claro! Lo que pasa es que yo me confundí, porque… porque hay algunos biógrafos que dicen que Carlitos había nacido acá, en Francia, en la ciudad de Tolouse…

Juan Carlos: ¡Eso es puro verso!

Roberto: ¡Claro, Carlitos es, fue, y será argentino!

Juan Carlos: No, tampoco… eso también son bolazos… invento de los publicistas… es puro marquetín. Yo tengo la posta. Calate ésta: Carlitos nació en África…

Roberto: ¿¿En África??

Juan Carlos: Mas precisamente en Kinshasa, la capital de Zaire

Roberto: ¿¿Me estás cachando, vos??

Juan Carlos: Es así como te lo digo. Por supuesto que allá en África no lo conocían como "El Morocho del Abasto", allá los negros lo llamaban simplemente "Carlitos, El Blanquito de los Pastos". Y se había hecho muy famoso como activista ecológico, siempre estaba preocupado por los animales de la selva africana, y eso le valió el mote de "El Chacal Criollo".

Roberto: ¿Activista ecológico? ¿Estás seguro?

Juan Carlos: Completamente, yo lo sé porque lo investigué, lo estudié, lo analicé, y lo bajé… de interné. Incluso, uno de sus primeros tangos lo escribió por encargo de Greenpeace. Era un tango que abordaba el grave problema de los cazadores furtivos en Zaire…

Mi buen Zaire querido,
cuando yo te vuelva a ver,
no habrá mas hienas,
ni riiiiiinos…
…cerontes

Juan Carlos: Carlitos era un adelantado a su época…

Roberto: Claro, porque la ecología todavía no se había desarrollado.

Juan Carlos: No, porque era sietemesino. Igual en Zaire tuvo mucha oposición. ¿Viste que allá en Buenos Aires cuando querés mandar a alguien a pasear le decís "Por qué no te vas al Congo"?. Bueno, allá en el Congo le dicen "¿Por qué no te vas a Buenos Aires?"… y así es como terminó Carlitos en Buenos Aires…

Roberto: ¡¡Ahhhhh!!

Juan Carlos: Igual la cosa no le resultó tan fácil en Buenos Aires… el submundo, las malas juntas, ¿vistes?... al final terminó teniendo roces con la ley. Hasta estuvo un tiempo en cana. En el sur (comienza a escucharse el tango) ¡en Ushuaia!

Roberto: ¿Así que Carlitos estuvo viviendo en Ushuaia? (mirando al público) ¡Pobre tipo!

(se apagan las luces)

Roberto: ¡Uy, otra vez las luces!

(Roberto prende una vela)

Roberto: Che, Juan Carlos… ¿vistes que no es tan distinto Europa de Ushuaia?… Acá en París, por ejemplo, hay una cárcel famosa: "La Bastilla", y allá en Ushuaia también tienen una cárcel famosa: "El presidio"…

Juan Carlos: Cierto…Y acá en Berlín hace mucho frío en invierno… y en Ushuaia también hace mucho frío… todo el año.

Roberto: Si... Y hay similitudes en la historia también…. Acá en España la Inquisición te mataba si hacías alquimia,... y en Ushuaia si sos inquilino te matan con el alquiler.

Juan Carlos: ¡Y la cultura, Roberto… La cultura...!

Roberto: Cierto... a Europa viene gente de todo el mundo a cultivarse, y allá a Ushuaia va gente de toda la Argentina... a ocultarse.

Juan Carlos: si, y acá los mejores espectáculos se presentan en el Odeón de París, y allá en Ushuaia en (nombra el lugar en que están representando la obra)

Roberto: Y no te olvidés de que en Londres está el museo de cera de Madame Trusseau, y en Ushuaia intrusan hasta los museos.

Juan Carlos: ¡Si!... ¡Triste destino... los fueguinos!

(apagan la vela)

1 comentario:

Fernando G. dijo...

Taba anclao, pero ¡volví!
Recién llego, y a pesar de los 1000 km de manejo de hoy, me deleito con esta obra de arte a las 3 de la mañana!
Hola y Gracias!